Hoy estoy enferma. Hace dias que cargo tremendo resfrio, pero con una hija chica y trabajo fuera de casa, no «tengo tiempo» ni para sentirme mal. Pues hoy me sentia horrible. Como estoy en mi 5to mes de embarazo, no puedo tomar nada, salvo: Paracetamol (igual o similar a «nada»).

Vino una Medico a examinarme y fue contundente: 72 horas en cama. «Descansa, trata de dormir», me dijo. En eso escucha a mi niña jugando a los gritos… «Ya tenes otra…» Comentó. Y no solo eso, esta enferma desde setiembre más o menos, asi que cada 20 días visitamos a su pediatra o le consultamos via wapp. Es más, hoy tenemos consulta porque le volvió la fiebre.

Y ahora viene lo interesante. A veces no son los conocidos los que nos hacen dar cuenta del «click» que nos faltaba para ordenar mejor nuestra vida. Y me dio un consejo de mujer a mujer: «con una niña chica, viviendo lejos de la mayoría de las clínicas médicas, con otro bebe en camino, necesitas un pediatra que venga hasta tu casa, que haga llamados y que atienda en la clínica más cercana. Porque el año que viene va a ser peor tu logística». Se despidió, me dejó el certificado para mi trabajo y se fue.

Esa es la hermosa comunión de mi género. Gracias doc!

Sylvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *