Nunca les pasó de estar superadas? Seguro que si… por eso leen este blog.

Estoy freaking out mal!!!

Estado de animo: inquieta

Necesito un trabajo… No les conté? estoy desempleada. Bueno, desempleada desempleada, no. Trabajo desde que me despierto hasta que me acuesto, soy madre de una niña de 2 años y 4 meses y un bebe de 6 meses. Hago las tareas del hogar y del jardín. Mi paseo es ir al supermercado y a la verduleria. Por suerte empezó la primavera que me levanta el ánimo, porque yo soy muy sensible a la temperatura. Mi estado de ánimo replica el color del cielo. Si el cielo está gris: yo estoy bajoneada. Si el cielo esta celeste: pum para arriba. Si el cielo esta nublado: depende del tipo de nube es mejor no pedirme demasiado, jajaja. Lo cierto es que hoy me levante super energética, lunes, tengo clase de blogging que me encanta y el día esta divino. Pero el reloj de la mañana pasa muy rápido y cuando me quiero dar cuenta ya son las 10 am y sigo con el bebé en brazos porque quiere mimos, y yo de pijama y mal desayunada, y ya no quiero seguir desayunando, y el día esta divino, y no puedo salir de casa, y tengo pilas de platos en la pileta, y ropa que desborda el canasto de ropa sucia y yo quiero… quiero VIVIR! Esto no parece vida.

Dia tras dia me encargo de mi familia. Los amo. Son lo mas. Mis hijos son el mejor regalo del cielo. Bla bla bla. Pero no es suficiente. Quiero tener 2 minutos sola en el baño, quiero poder respirar despacio. Quiero no hacer nada si quiero. Quiero comprar cosas on line y en el shopping y no tengo plata. Siempre queremos cosas… siempre. Si no es un hijo, es tiempo libre. Que inconformismo en el que vivimos, no? por lo menos yo lo veo asi.

Recién hace poco empecé a amigarme con mi situación actual. Me llevó un tiempo, lo admito, pero bueno seré rápida para todo salvo para entender que este momento es un momento de pausa.

Desde que Nico, mi bebe de 6 meses llegó a mi vientre (el 14 de julio de 2015) este niño ha intentado de todas las formas que encontró a mano, ponerme un freno de mano. En setiembre de 2015 tuve una perdida de sangre que me mandó a hacer reposo en cama por 15 días. En esa oportunidad nos fuimos con mi hija que en ese momento tenia un poco mas de 1 año a vivir a lo de mis padres. Luego volví a las pistas: lleva a trae a Macarena del jardín de infantes, supermercado, día de amigas, trabajo, tareas de la casa, reuniones laborales… Hasta que a las 22 semanas de embarazo Nico de nuevo me mandó a la cama, pero esta vez se ve que se enojo porque no pude retomar mis actividades hasta el parto. Y desde que respira por su nariz ha sido un perfecto vampiro. Primero tomando teta, y luego de energía constante. Y es hermoso. Y lo único que quiere es estar conmigo. Que yo lo abrace y lo contenga. Y eso me llena el alma… pero no del todo.

Soy mujer, soy trabajadora, soy emprendedora, soy activa y amo mi independencia económica. No quisiera perderla por nada en el mundo. Y hoy, este cielo celeste me hace ver que ya es tiempo de activarme de a poco. Como en «puntas de pie» para que Nico no se de mucha cuenta de lo que me está pasando y me lo permita. Así que voy a susurrarle al universo: aquí estoy!! I`m (almost) ready for you!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *